lunes, 30 de agosto de 2010

Los peligros del unisex

Image Hosted by ImageShack.us

Nunca me han gustado demasiado las etiquetas, al menos no las etiquetas mayoritarias que intentan englobarnos
en un saco u en otro, como si todos tuviéramos que estar cortados por el mismo patrón y vestir
y comportarnos de la misma manera. Tampoco me gustó nunca esa eterna guerra entre hombres y mujeres
basada en despreciar lo que hace el otro simplemente porque pertenece al sexo opuesto, o en otorgarles unas
características de comportamiento comunes a las personas que han nacido con unos órganos sexuales concretos.
Ni todos los hombres son unos cerdos que sólo se preocupan de fúbol,cerveza y tetas, ni todas las mujeres
son (somos) unas románticas que buscan al amor de su vida con el que casarse y tener hijos.
Y sí, puede que sea necesario etiquetar a la gente como hombre o mujer: al fin y al cabo
nos diferencian unas cuantas cosas (principalmente los órganos sexuales), pero cada vez me gusta más
considerarme a mí misma como alguien un poco al margen de etiquetas, incluso de las de género.

Así que a partir de ahora, cuando me pregunten si soy hombre o mujer, responderé:
"Ninguna de las anteriores... ¡yo soy unisex!".

viernes, 27 de agosto de 2010

Café y chocolate (editado)

Image Hosted by ImageShack.us

Soy una "chica de cafetería".
Hay personas que disfrutan yendo al cine, a bailar en las discotecas, a animar a su equipo
de fútbol en el estadio... Incluso hay quienes tiene como un pasatiempo alimentar
a las palomas en el parque, ¡tiene que haber de todo, oye! El caso es que a mí ninguna
de esas actividades o lugares me seducen demasiado, pero sin embargo no hay un sólo día
en el que no entre en una cafetería, ¡son como mi segundo hogar!

Lo confieso, soy adicta a merendar mi cafelito con galletas sentada en la mesa de un café,
e incluso los días que ninguno de mis amigos pueden quedar me voy a algún establecimiento
a tomarme mi "sagrado brebaje" yo sola. Es como si en la soledad y tranquilidad de mi casa
el café no supiera tan bien, como si en un lugar extraño pudiese sentirme más en casa
que en mi propio hogar... ¡qué cosas!
Así que, bien sea sola o acompañada, me vereis todas las tardes frente a una taza de café
en cualquier cafetería... Bueno, no cualquiera, por que una también tiene sus preferencias ¡eh!

lunes, 23 de agosto de 2010

Trajes de camello

Image Hosted by ImageShack.us

Sí, ya sé que todavía estamos en agosto y aún quedan unos cuantos meses para darle la bienvenida al frío invierno.
Pero viendo que Lorenzo nos ha abandonado por Coruña, que los kioskos están saturados de revistas y suplementos
con las tendencias para el otoño-invierno que viene y que las tiendas de nuestro querido Amancio hace ya semanas
que nos tienen los abrigos preparados, creo que no nos queda otra que irnos despidiendo del verano.

Aún así, creo que todavía es un poco pronto para atreverse con una de las tendencias estrellas de la temporada:
el look Yeti que tan "cruelmente" nos propuso Karl Lagerfeld en su desfile (por Dios, ¡y pretenderá
que llevemos esas botas y todo! xDD). Aunque los abrigos de pellejas y peluches varios ya sabeis que
son mi perdición, creo que empezaré mi transición hacia los uniformes otoñales con algo un poco más "suave"...
Como un traje de camello, por ejemplo, ¡más suave imposible!

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 20 de agosto de 2010

(T)urban wear

Image Hosted by ImageShack.us

El turbante. Esa "cosa" extraña que no se sabe muy bien si es un gorro, un pañuelo
o un kilo de vendas enroscadas en el pelo.
Para muchos quizás sea uno de los inventos más ridículos del mundo, y sin embargo ahí están
todos esos años y siglos de historia para demostrarnos que, aunque hoy nos parezca increíble,
eran muchas las que se morían por ponerse uno en la cabeza.

miércoles, 18 de agosto de 2010

El vicio 'zapatil' (o por qué las mujeres compramos calzado compulsivamente)

Image Hosted by ImageShack.us

¿Cuál es la razón que lleva a miles de mujeres en todo el mundo a poseer cientos de pares de zapatos y,
aún así, sentir que nunca tienen suficientes? ¿Por qué la simple idea de adquirir un par de sandalias puede
convertirnos en la mujer más feliz del planeta pero no ocurre lo mismo si pensamos en una chaqueta o
una cafetera nueva?

lunes, 16 de agosto de 2010

Una visita (casi) inesperada

Image Hosted by ImageShack.us

Dicen que la unión hace la fuerza. Si eso es cierto, el sábado el mundo blogger fue el cuádruple de fuerte
en La Coruña, gracias a una reunión que me pilló un poco por sorpresa pero que no pude haber disfrutado más.

domingo, 15 de agosto de 2010

'Rockyhorreando'

Ha llegado la hora

Image Hosted by ImageShack.us

¿Nerviosos?

Image Hosted by ImageShack.us

No tengais miedo...

Image Hosted by ImageShack.us

¡Pasad, pasad!

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 13 de agosto de 2010

Everything's ready for the (Rocky Horror) Show!

Image Hosted by ImageShack.us

¡Se acabó lo que se daba!

Ahora toca esperar...

jueves, 12 de agosto de 2010

The happiest side of life

Image Hosted by ImageShack.us

"La felicidad ah ah ah ah... De sentir amor oh oh oh oh... Hoy hace cantar ah, ah, ah, ah...
A mi corazón oh, oh, oh, oh"
(léase tarareándo la popular canción de Palito Ortega).

Tranquilos, no me he vuelto loca... quiero decir, no me he vuelo AÚN más loca xDD

Ha sido la primera melodía que se me ha venido a la cabeza al empezar a escribir este post
sobre la FELICIDAD, pero eso no quiere decir que cuando me siento feliz me de por cantar
viejos éxitos de la canción ligera más casposa, ¡eh! Que se empieza por una y al final
acabas con toda la discografía de Los Pecos y Karina, ¡y luego vuelta a caer en la depresión! xDD

Pero quizás a algunas personas estas canciones casposas les proporcionen esa ansiada felicidad,
o al menos les situén más cerca de ella. Es complicado esto de ser feliz. Nos pasamos la vida
dándole vueltas al tema, cuestionándonos todo el rato si somos o no felices, si nuestra vida
es plena, si disfrutamos de las cosas que tenemos o de las personas que nos rodean...
Y al final, con tanto darle a la cabeza pensando en si somos o no felices, resulta
que nos perdemos mil y una cosas que podríamos haber estado disfrutando...
O no

Porque, ¿qué es exactamente la felicidad?

lunes, 9 de agosto de 2010

Pijamas de fiesta y de calle

Image Hosted by ImageShack.us

Cuando era pequeña, siempre tuve la ilusión de organizar en mi casa una fiesta de pijamas.
Invitaría a mis amigas y pasaríamos la noche despiertas disfrutando con todo tipo de juegos y entretenimientos:
comeríamos hasta reventar, veríamos la tele hasta las tantas de la madrugada, sacaríamos los juegos de mesa
y, por supuesto, hablaríamos sin cesar de chicos y más chicos. Es lo que hacen en Yankilandia, ¿no?

O al menos esa es la imagen que nos han vendido siempre desde las películas de Hollywood,
consiguiendo así que todas las niñas del mundo soñásemos con dar nuestra propia fiesta pijamil.
Yo nunca pude organizar la mía, pero aún estoy a tiempo, ¿no?. Vale, ya no tengo 10 años, ni siquiera 20...
Pero nunca es tarde para llamar a tus amigas e invitarlas a disfrutar de una noche sólo para chicas, ¡yuhuuu!

viernes, 6 de agosto de 2010

Un sorteo (in) diferente

Image Hosted by ImageShack.us

Decir a estas alturas de la película que este blog no es como los demás sería como confesar que la tierra
es redonda o cualquier obviedad del estilo. Desde que creé este pequeño rincón en la bloggosfera,
hace 1 año y 9 meses, tenía claro que iba a ser algo (in) diferente, como su propio nombre indica.
No porque tenga nada en contra del resto de blogs (de hecho hay muchos que me encantan)
ni porque quiera ser la más original y alternativa. Simplemente así soy yo, y no me sale otra cosa que esto.
No me siento a gusto si sólo pongo fotos de mis modelitos sin hablaros de las cosas que los inspiran,
de lo que sentí en ese momento o de las películas que tantas ideas me han dado una y otra vez.
Y tampoco me va esta moda de andar sorteando cosas cada dos por tres, al menos no en mi blog.
Me parece perfecto que lo hagan los demás, pero ese no es el estilo que estoy buscando
en este espacio, no me apetece pasar de tener un friki-blog a un "blog-tómbola" xDD

Sin embargo, en esta ocasión me voy a saltar esta regla autoimpuesta y voy a sortear algo yo también.
Y es que una no supera las 150.000 visitas todos los días, y creo que después de casi 2 años
ya va siendo hora de que os de las gracias de una forma un poco más "generosa" que con la simple palabra

Así que nada, hoy hago una excepción y yo también monto mi "tómbola" :P Eso sí, tenía claro
que el regalo debía ser algo que me representase a mí y al espíritu de este blog, un objeto "in-diferente"...
Y al final, con un poco de ayuda de una seguidora (¡gracias Magenta!) por fin he decidido el premio en cuestión

miércoles, 4 de agosto de 2010

Mis musas llevan el pelo corto

Image Hosted by ImageShack.us

Peluquerofobia: Dícese del miedo intenso y desproporcionado a que cualquier persona
(sea hombre o mujer, profesional o amateur) se acerque a tu cabello con unas tijeras en la mano,
dispuesta a convertir tu preciosa cabellera en un montón de mechones esparcidos por el suelo

Aunque parezca increíble, hay personas que tienen auténtico pánico a los peluqueros,
e incluso se han unido en un grupo de facebook llamado "Yo sufro de peluquerofobia!"
(claro que en Facebook hay grupos de cualquier chorrada, así que no es demasiado relevante xDD)

El caso es que me parece curioso ese rechazo a cortarse el pelo, y ese miedo eterno a que la peluquera
te corte algo más que "las puntas" (¡y para estos fóbicos las puntas es medio centímetro!)
Quizás es porque mi escaso y finísimo cabello no me permite dejármelo largo, pero a mí siempre me ha gustado
ir a la peluquería y, al contrario que el resto del mundo, ¡me cabreo cuando la peluquera me corta de menos!
¡¡Si yo digo que lo quiero corto, es corto!!

Pero parece que no soy la única que prefiere que el pelo no le llegue hasta los hombros,
y cada vez somos más quienes no nos "cortamos" a la hora de apostar por un cambio radical

lunes, 2 de agosto de 2010

Esto es vicio

Image Hosted by ImageShack.us

Desde que tengo uso de razón, siempre me han encantado las rebajas. Y ahora me direis, ¿y a quién no?
Pues lo cierto es que, aunque me resulte un tanto inconcebible, hay mucha gente que no se pasa dos meses
planeando lo que comprará a partir del 1 de julio, ni haciendo listas (ya sean por escrito o mentales)
de las adquisiciones más "necesarias", ni se frotan las manos imaginándose esas prendas al 70% de descuento
Supongo que tiene que haber de todo en este mundo, y que es normal que mucha gente
no sienta nada al escuchar la palabra rebajas. Pero yo, como buena amante de la moda
y de acumular trapitos en mi(s) armario(s), tiemblo sólo de pensar en los benditos saldos
Sí, lo confieso... soy una 'shopaholic'
Image Hosted by ImageShack.us